Félix Arcadio Montero Monge

Félix Arcadio Montero Monge

“Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana.
Cuando Iglesias dijo:
“Mi caballo blanco, mi frente altanera”.
Don Félix decía:
“Patria alborozada. Patria estremecida”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis montes, mis valles, mis cañaverales”.
Don Félix decía:
“Tus aires, Patria, tus palomares”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis ríos, mis mares”.
Don Félix decía:
“Tus pajarillos, tus libertades”.
Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana”."Herediano de nacimiento -por lo que hoy la principal escuela y una calle de Santo Domingo portan su nombre-, al igual que su esposa Rosa Segura Fonseca, este notable abogado y ciudadano tuvo fincas en Naranjo. Fue el último rector de la Universidad de Santo Tomás, clausurada en 1884, a pesar de sus luchas por evitarlo, así como el fundador del Partido Independiente Demócrata, que ocuparía el segundo lugar en las elecciones de 1894, las cuales permitirían la instauración de la tiranía de Rafael Iglesias, por ocho años. Pero no fue una tureca ni un partidito de pasarraya, sino el primer partido progresista y radical, de fuerte y profunda raigambre popular, campesina y obrera, en el cual por cierto militara el siempre indomable José María (Billo) Zeledón, autor de la letra de nuestro Himno Nacional.Y, por su beligerancia, Montero tendría que pagar un alto precio personal y familiar. Cuentan los historiadores que Iglesias fraguó un auto-atentado, del cual lo inculpó, por lo que lo persiguieron. Entonces, amigo leal y cabal, mi abuelo Ascensión Quirós construyó un escondite en su casa -el cual conocí de niño, y sería utilizado por otros durante los conflictos de 1917 y 1948-, que no pudo utilizar, pues lo capturaron antes, en Naranjo. Viles, lo encerrarían por 14 meses en una jaula diseñada para criminales mientras se esperaba el proceso judicial, tras lo cual, declarado culpable, fue desterrado a Barcelona. Permaneció allá varios años y, a su regreso en 1897, moriría en el barco al ingerir un plato idéntico al de otros pasajeros, a quienes curiosamente nada sucedió.Su nieto Arturo, muchos años después lo evocaría así:“Mi abuelo está en el mar. Iglesias quiso que su cuerpo muriera entre las algas. Mi abuelo es marino desde entonces, y toca puerto cada vez que la Patria lo llama. Mi abuelo está vivo. Mi abuelo es marino, Iglesias lo sabe”."

Tomado de http://www.tribunademocratica.com/2006/11/en_octubre_montero_vega.html

sábado, 10 de mayo de 2008

CARTA ABIERTA AL GRUPO RESCATEMOS SANTO DOMINGO Y AL PERIÓDICO DEL MISMO NOMBRE SOBRE LA EDICIÓN Nº 5.


Conozco a RSD desde hace varios años; desde su formación me impresionó la gran cantidad de Domingueños/as que se sumaron con entusiasmo a participar en un grupo que representara los intereses del cantón, de una forma pluralista, no política y no profesante de ninguna religión en especial, como lo indicaron sus principales dirigentes desde su inicio. Yo por ese entonces ya coordinaba a un grupo de personas amantes de las plantas ( a ellas nunca se les preguntó ni cuestionó sus ideas políticas o religiosas) y con gran entusiasmo constituimos un comité de áreas verdes. Así es como nos sumamos a los esfuerzos de aglutinar organizaciones ciudadanas del cantón, que dirigía el grupo Rescatemos Santo Domingo.

Después de tres años de arduo trabajo y, a veces, de luchar contra corriente, se logró sembrar y embellecer el área del polideportivo; sin embargo sus integrantes se fueron desilusionando y alejando, en especial por la falta de apoyo institucional y la ausencia de recursos económicos. Fue en este momento que manifesté a RSD que deseaba colaborar en su periódico. Hice varios propuestas de mejoramiento, en especial de la parte didáctica, y me comprometí a escribir una columna de jardinería. No fue posible integrarme activamente en un comité editorial, de modo que escribí mi primer artículo, el cual fue reducido a una mínima expresión, a pesar de haberlo redactado de una forma sencilla y atractiva para el lector. Sentí que, por una razón que desconozco, no estaban interesados en nada que yo escribiera. Desde entonces me aleje del grupo, ya que tampoco se me delegó ninguna otra tarea. Por mera casualidad me encontré con uno de los organizadores del periódico y me pidió otro artículo, al explicarle a él y a la periodista mi descontento, se comprometieron a mejorar esta situación y debo decir que así fue en la edición Nº 4, donde se le adjuntaron dos bellas fotografías a mi artículo “Cuide sus plantas en el verano”. Sin embargo, posteriormente, con sorpresa me encuentro con un ejemplar de la edición 5, para la cual no solicitaron mi colaboración (la que por cierto es totalmente gratuita).

Al contrario de las ediciones anteriores, este último periódico rompe con un esquema que consistía en información sobre el cantón, sin tocar temas políticos y partidarios. En esta edición Nº 5 en la primera plana aparece una gran foto, y luego esta se repite dos veces en las página dos; ¿acaso no tenían otras fotos? En la segunda página se presenta un artículo claramente político, y para no desprestigiar más esta palabra, diría politiquero, carente de objetividad periodística y claramente distorsionador de la verdad. Estuve en esa actividad del 15 de marzo en el Parque Central de Santo Domingo, y puedo decir que lo que ocurrió no es lo que se escribió el articulista señor Gilberto Campos. Un grupo de ciudadanos/as en su mayoría de los comités patrióticos de la provincia de Heredia (el acto oficial era para la provincia), informados por medio de la invitación oficial de que en dicho acto se presentaría el Diputado Fernando Sánchez como orador principal (luego no se apareció), se congregaron con cartelones que principalmente pedían a este señor que renunciara, tal y como lo hizo en su oportunidad el ex vicepresidente Casas. Por ser ambos autores del famoso y lamentable “memorando del miedo” ( aquel que en secreto habían difundido entre algunos políticos dirigentes del “SI al TLC”, con recomendaciones totalmente contrarias a la tradición democrática de Costa Rica).

Estos ciudadanos/as se mantuvieron en silencio con sus carteles y en ningún momento se alteró el desarrollo del acto. Aún cuando el objetivo principal era manifestarse en forma pacífica y democrática por la renuncia del señor Sánchez, la atención de los medios de comunicación y en especial del ex ministro de seguridad el señor Berrocal, solamente se enfocaron en un solo cártel que aparece curiosamente en la portada del periódico Rescatemos Santo Domingo. Asimismo, llama la atención que en el periódico RSD al igual que ha ocurrido con los grandes medios de comunicación, no se entregara la opinión de los manifestantes. Usando así la estrategia de invisibilizar a los comités patrióticos y claramente esconder cualquier manifestación ciudadana de repudio al señor Sánchez, como autor del “memorando del miedo”.

Respeto el trabajo y la dedicación de los integrantes de RSD, en especial de los que me tocó conocer. Pero esta última edición del periódico barre de un plumazo su intención de formar un grupo no político, no partidario, amplio y objetivo que vele y defienda los intereses del cantón. Si la intención es oponerse a los movimientos patrióticos, pues entonces formen un grupo que muestre claramente sus intenciones políticas, en especial por respeto a los y las Domingueños/as que trabajan sacrificadamente con Uds. y que es posible que no coincidan ciegamente con una posición tan claramente oficialista como la que manifiesta el artículo del señor Gilberto Campos.

Cómo es posible que Uds. no apoyen el derecho inalienable de poder disentir de la posición oficial, de que un respetable grupo de ciudadanos/as puedan manifestarse en forma pacífica, de expresar su opinión. Su obligación como grupo no político y pluralista es defender el derecho de expresión, presentar las dos caras de la moneda y oponerse a que los Herediano sean tildados de nota mala, solamente por decir lo que piensan de un diputado del partido de gobierno.



Les saluda atentamente Marcia Baraona
Ced. 425-74622-500
Vecina de La Colonia