Félix Arcadio Montero Monge

Félix Arcadio Montero Monge

“Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana.
Cuando Iglesias dijo:
“Mi caballo blanco, mi frente altanera”.
Don Félix decía:
“Patria alborozada. Patria estremecida”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis montes, mis valles, mis cañaverales”.
Don Félix decía:
“Tus aires, Patria, tus palomares”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis ríos, mis mares”.
Don Félix decía:
“Tus pajarillos, tus libertades”.
Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana”."Herediano de nacimiento -por lo que hoy la principal escuela y una calle de Santo Domingo portan su nombre-, al igual que su esposa Rosa Segura Fonseca, este notable abogado y ciudadano tuvo fincas en Naranjo. Fue el último rector de la Universidad de Santo Tomás, clausurada en 1884, a pesar de sus luchas por evitarlo, así como el fundador del Partido Independiente Demócrata, que ocuparía el segundo lugar en las elecciones de 1894, las cuales permitirían la instauración de la tiranía de Rafael Iglesias, por ocho años. Pero no fue una tureca ni un partidito de pasarraya, sino el primer partido progresista y radical, de fuerte y profunda raigambre popular, campesina y obrera, en el cual por cierto militara el siempre indomable José María (Billo) Zeledón, autor de la letra de nuestro Himno Nacional.Y, por su beligerancia, Montero tendría que pagar un alto precio personal y familiar. Cuentan los historiadores que Iglesias fraguó un auto-atentado, del cual lo inculpó, por lo que lo persiguieron. Entonces, amigo leal y cabal, mi abuelo Ascensión Quirós construyó un escondite en su casa -el cual conocí de niño, y sería utilizado por otros durante los conflictos de 1917 y 1948-, que no pudo utilizar, pues lo capturaron antes, en Naranjo. Viles, lo encerrarían por 14 meses en una jaula diseñada para criminales mientras se esperaba el proceso judicial, tras lo cual, declarado culpable, fue desterrado a Barcelona. Permaneció allá varios años y, a su regreso en 1897, moriría en el barco al ingerir un plato idéntico al de otros pasajeros, a quienes curiosamente nada sucedió.Su nieto Arturo, muchos años después lo evocaría así:“Mi abuelo está en el mar. Iglesias quiso que su cuerpo muriera entre las algas. Mi abuelo es marino desde entonces, y toca puerto cada vez que la Patria lo llama. Mi abuelo está vivo. Mi abuelo es marino, Iglesias lo sabe”."

Tomado de http://www.tribunademocratica.com/2006/11/en_octubre_montero_vega.html

miércoles, 2 de abril de 2008

Opinión - General


Escrito por Francisco San Lee Campos

jueves, 20 marzo 2008 01:07

Profesora Elena Villalobos Jiménez
Santo Domingo de Heredia
Estimada Profesora:
La saludo cordialmente. Estuve leyendo con atención la carta que le enviara usted a la Diputada Andrea Morales, quiero elogiar su actitud y valentía. Me alegra saber que cada día hay más jóvenes que están conscientes de las contradicciones en las que caen las políticas y los políticos, que pese a que pertenecen a partidos que llaman nuevos lamentablemente no se desprenden de los métodos tradicionales de hacer política o el sistema termina absorbiéndolas (os), lo que implica olvido voluntario de los actos de corrupción que han y siguen lesionando a nuestra sociedad y en especial a las personas más necesitadas de este país...Se tendría que tener una visión muy corta políticamente hablando para desconocer el resultado numérico del Referendo, pero aún muchísimo más corta sino lográramos darnos cuenta de la forma tan antidemocrática como fueron obtenidos esos resultados; por medio de la ejecución del Memorando del Miedo y la Mentira, propuesto por Kevin Casas y el señor Fernando Sánchez Campos, al cual por ese hecho tan nefasto para la historia de Costa Rica, yo No puedo llamarlo diputado, no se merece ese cargo por su accionar.Me alegra saber que la juventud hoy cuenta con profesionales y profesoras como usted, que les permiten a sus estudiantes pensar por sí mismos, ser críticos, la mejor educación se hace con el ejemplo, si queremos fomentar los valores que nos hacen como costarricenses ser admiradas (os) en el mundo, debemos ser consecuentes con lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos, no creo que eso lo tenga muy claro la diputada Morales. Decía Marco Tulio Cicerón (106 AC-43 AC) escritor, orador y político romano, que: "La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio.". Estoy convencido por las preguntas que le hicieron sus estudiantes a la diputada Morales (que logré leer por medio de la carta que usted le envió a la diputada y que publicó en la página de comitéspatrioticos.com) que podemos confiar en nuestra juventud y que su labor ejemplar se refleja en la consciencia social de sus estudiantes.Ruego haga extensiva mi felicitación a sus estudiantes y la felicito a usted también por el amor que le profesan a Costa Rica.

Fraternalmente,

Francisco San Lee Campos
Ambientalista
Profesor Centro de Estudios Generales - Universidad Nacional
Miembro Comité Patriótico de La Aurora de Heredia