Félix Arcadio Montero Monge

Félix Arcadio Montero Monge

“Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana.
Cuando Iglesias dijo:
“Mi caballo blanco, mi frente altanera”.
Don Félix decía:
“Patria alborozada. Patria estremecida”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis montes, mis valles, mis cañaverales”.
Don Félix decía:
“Tus aires, Patria, tus palomares”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis ríos, mis mares”.
Don Félix decía:
“Tus pajarillos, tus libertades”.
Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana”."Herediano de nacimiento -por lo que hoy la principal escuela y una calle de Santo Domingo portan su nombre-, al igual que su esposa Rosa Segura Fonseca, este notable abogado y ciudadano tuvo fincas en Naranjo. Fue el último rector de la Universidad de Santo Tomás, clausurada en 1884, a pesar de sus luchas por evitarlo, así como el fundador del Partido Independiente Demócrata, que ocuparía el segundo lugar en las elecciones de 1894, las cuales permitirían la instauración de la tiranía de Rafael Iglesias, por ocho años. Pero no fue una tureca ni un partidito de pasarraya, sino el primer partido progresista y radical, de fuerte y profunda raigambre popular, campesina y obrera, en el cual por cierto militara el siempre indomable José María (Billo) Zeledón, autor de la letra de nuestro Himno Nacional.Y, por su beligerancia, Montero tendría que pagar un alto precio personal y familiar. Cuentan los historiadores que Iglesias fraguó un auto-atentado, del cual lo inculpó, por lo que lo persiguieron. Entonces, amigo leal y cabal, mi abuelo Ascensión Quirós construyó un escondite en su casa -el cual conocí de niño, y sería utilizado por otros durante los conflictos de 1917 y 1948-, que no pudo utilizar, pues lo capturaron antes, en Naranjo. Viles, lo encerrarían por 14 meses en una jaula diseñada para criminales mientras se esperaba el proceso judicial, tras lo cual, declarado culpable, fue desterrado a Barcelona. Permaneció allá varios años y, a su regreso en 1897, moriría en el barco al ingerir un plato idéntico al de otros pasajeros, a quienes curiosamente nada sucedió.Su nieto Arturo, muchos años después lo evocaría así:“Mi abuelo está en el mar. Iglesias quiso que su cuerpo muriera entre las algas. Mi abuelo es marino desde entonces, y toca puerto cada vez que la Patria lo llama. Mi abuelo está vivo. Mi abuelo es marino, Iglesias lo sabe”."

Tomado de http://www.tribunademocratica.com/2006/11/en_octubre_montero_vega.html

domingo, 21 de septiembre de 2008

Retraso en implementación del acuerdo comercial

La Nación
14 de setiembre del 2008


Diputados reparten culpa por error en último plan del TLC
Legisladores señalan influencia de los asesores de Comex
Ministro Marco Vinicio Ruiz achaca al Congreso falla en el procedimiento
Esteban Mata mata@nacion.com

Los legisladores de la Comisión de Asuntos Jurídicos se repartieron la culpa sobre el error de trámite que frenó el avance de la agenda de implementación del TLC.
"Ahora lo que nos corresponde es apechugar y tomar las decisiones pertinentes para ser consecuentes con lo que diga la Sala IV", dijo ayer el diputado liberacionista José Ángel Ocampo.
MÁS SOBRE ESTE TEMA
Ministro Ruiz critica a la Sala IV por demora en fallo
El verdiblanco presentó la moción que introdujo cambios en la Ley de Biodiversidad, como parte del plan que reforma varias normas sobre propiedad intelectual, y que es parte del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana.
Esos cambios, según la resolución de la Sala IV, se debieron consultar a los pueblos indígenas del país.
Los legisladores no hicieron la consulta, por lo que los magistrados declararon inconstitucional el trámite del proyecto.
El fallo obliga a los diputados a echar marcha atrás en el procedimiento legislativo, lo cual implica que no se podrá cumplir con el plazo final, con vencimiento el 30 de este mes, para que el país entre al acuerdo comercial.
Ante esta situación, el Poder Ejecutivo ya solicitó una prórroga a Estados Unidos.
Culpa dividida. La presidenta de la Comisión de Asuntos Jurídicos, Andrea Morales, dijo que no se siente responsable del error.
"Hubo impericia. Los diputados que estaban interesados en el proyecto estaban acompañados por seis o cinco asesores de Comex, y asesores de la Casa Presidencial pagados por el BCIE. No sé para qué pagan tantos asesores. Yo no tengo nada que ver", afirmó Morales.
El diputado del Frente Amplio, José Merino, había advertido en el plenario de que, si se seguía adelante con la moción de Ocampo, se necesitaba consultar a los indígenas.
"Ellos (los demás diputados) cambiaron la legislación, pero no hicieron la consulta. Yo advertí de lo que estaba sucediendo y, a pesar de eso, siguieron adelante", dijo Merino a La Nación .
El diputado del PLN, Jorge Méndez, dijo que, cuando presentaron la moción, lo hicieron creyendo que era conveniente, aunque él mantenía sus reservas.
Agregó que el convencimiento de sus compañeros llegó luego de escuchar "el criterio de especialistas en la materia, tras una profunda discusión".
Méndez destacó que los asesores que trabajaron con ellos en la redacción de la moción señalaron que esta no implicaba la consulta a los pueblos indígenas.
Comex al ruedo. Este punto concuerda con la afirmación de la diputada Morales respecto a que los asesores del Ministerio de Comercio Exterior (Comex) influyeron en el fondo de la moción que presentó Ocampo.
Morales resaltó que el liberacionista Ocampo, al momento de defender la moción, "leyó un documento que le pasó un asesor de Comex".
Al respecto, el jerarca de Comex, Marco Vinicio Ruiz, afirmó que la situación se había analizado y lo pretendido con la moción era mejorar la legislación en materia de biodiversidad.
"Es ilógico aquí buscar una cacería de brujas. Yo creo que lo que hay que buscar es una solución", comentó Ruiz.
El Ministro señaló que "hay asuntos de procedimiento, que son decisiones conjuntas. Por lo general, el Comex trabaja por el fondo pues no somos expertos en procedimiento".
Ministro Ruiz critica a la Sala IV por demora en fallo
Esteban Mata emata@nacion.com
El ministro de Comercio Exterior, Marco Vinicio Ruiz, criticó ayer a los magistrados de la Sala Constitucional por el tiempo que tardan en enviar a la Asamblea Legislativa el voto integral sobre el último plan del TLC.
"Hay que llamarles la atención a los señores de la Sala, con el respeto debido. Las cosas urgen, aquí hay daños, aquí hay compromisos internacionales. Que no sean tan soberbios, esa es la palabra; por favor, ayúdenle al país", dijo el Ministro.
MÁS SOBRE ESTE TEMA
Diputados reparten culpa por error en último plan del TLC
Ruiz aseveró que los magistrados pudieron enviar el voto integral al Congreso el viernes pasado, pero no lo hicieron.
"Yo le digo a la Sala que aquí hay un país de legalidad, pero, bueno, ¿qué les costaba apurarse un poquito más?, ¿por qué lo dejaron el último día a la última hora?, ¿por qué no nos dieron el voto para poder trabajar?", cuestionó Ruiz.
El Ministro hizo hincapié en que, si bien respeta el fallo, el pasado jueves, de los magistrados, que declaró inconstitucional el plan que reforma varias normas sobre propiedad intelectual, la ausencia del voto integral retrasa aún más el procedimiento para enmendar los errores señalados.
La declaración de inconstitucionalidad en el último proyecto, por parte de la Sala IV, eliminó la posibilidad de que Costa Rica cumpliera con la prórroga otorgada por los países firmantes, a fin de poder ingresar al Tratado de Libre Comercio (TLC).
Ruiz indicó que, como no tienen el voto integral de la Sala, no pueden determinar cuánto tiempo más necesitará el país para finalizar el trámite de la agenda de implementación.