Félix Arcadio Montero Monge

Félix Arcadio Montero Monge

“Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana.
Cuando Iglesias dijo:
“Mi caballo blanco, mi frente altanera”.
Don Félix decía:
“Patria alborozada. Patria estremecida”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis montes, mis valles, mis cañaverales”.
Don Félix decía:
“Tus aires, Patria, tus palomares”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis ríos, mis mares”.
Don Félix decía:
“Tus pajarillos, tus libertades”.
Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana”."Herediano de nacimiento -por lo que hoy la principal escuela y una calle de Santo Domingo portan su nombre-, al igual que su esposa Rosa Segura Fonseca, este notable abogado y ciudadano tuvo fincas en Naranjo. Fue el último rector de la Universidad de Santo Tomás, clausurada en 1884, a pesar de sus luchas por evitarlo, así como el fundador del Partido Independiente Demócrata, que ocuparía el segundo lugar en las elecciones de 1894, las cuales permitirían la instauración de la tiranía de Rafael Iglesias, por ocho años. Pero no fue una tureca ni un partidito de pasarraya, sino el primer partido progresista y radical, de fuerte y profunda raigambre popular, campesina y obrera, en el cual por cierto militara el siempre indomable José María (Billo) Zeledón, autor de la letra de nuestro Himno Nacional.Y, por su beligerancia, Montero tendría que pagar un alto precio personal y familiar. Cuentan los historiadores que Iglesias fraguó un auto-atentado, del cual lo inculpó, por lo que lo persiguieron. Entonces, amigo leal y cabal, mi abuelo Ascensión Quirós construyó un escondite en su casa -el cual conocí de niño, y sería utilizado por otros durante los conflictos de 1917 y 1948-, que no pudo utilizar, pues lo capturaron antes, en Naranjo. Viles, lo encerrarían por 14 meses en una jaula diseñada para criminales mientras se esperaba el proceso judicial, tras lo cual, declarado culpable, fue desterrado a Barcelona. Permaneció allá varios años y, a su regreso en 1897, moriría en el barco al ingerir un plato idéntico al de otros pasajeros, a quienes curiosamente nada sucedió.Su nieto Arturo, muchos años después lo evocaría así:“Mi abuelo está en el mar. Iglesias quiso que su cuerpo muriera entre las algas. Mi abuelo es marino desde entonces, y toca puerto cada vez que la Patria lo llama. Mi abuelo está vivo. Mi abuelo es marino, Iglesias lo sabe”."

Tomado de http://www.tribunademocratica.com/2006/11/en_octubre_montero_vega.html

sábado, 23 de febrero de 2008

Las universidades estatales y la nazion


Ocean. Guillermo Quirós Alvarez
oceano@rcasa.co.cr
Cada domingo vemos con asombro, como de manera ininterrumpida millones colones fluyen del presupuesto de las universidades del Estado hacia el periódico de Llorente, ignorando el destino que se le da a esos dineros por la empresa periodística más poderosa de nuestro país.
Recuerdo como por allá de julio 2007 en plena lucha por el TLC, los comités patrióticos y el pueblo descalzo de Costa Rica acompañó en las calles y en los medios alternativos de prensa la lucha de las mismas universidades en contra de la campaña de desprestigio y la crítica directa del mismo periódico y sus aliados en contra de la autonomía universitaria.
Decía la UCR en su acuerdo central: Desde su fundación, la Universidad de Costa Rica siempre se ha apegado a los más estrictos principios éticos para la utilización de los recursos públicos que el pueblo de Costa Rica le otorga para el cumplimiento de sus funciones y ha estado dispuesta a rendir cuentas de forma abierta y transparente sobre sus diferentes actividades.
Por su parte el Rector de la Universidad Nacional Dr. Olman Segura advirtió al TSE que en el futuro “tenga cuidado de no manchar la autonomía universitaria”.[1]
Según la UNA, "por el clima que se ha creado a partir de exigencias claramente violatorias del régimen de autonomía, propaladas por sectores afines a la aprobación del TLC, las universidades públicas consideran necesario reafirmar de manera clara y contundente el principio de autonomía universitaria, tanto en su consideración de libertad académica, como por el rango fundamental de que goza en el Derecho Constitucional".[2]

Dónde han quedado esas palabras y acuerdos?. Habrá coherencia lógica entre la pasividad actual y aquellas luchas a la par del pueblo? Adónde se han ido las otrora fuerzas críticas de las universidades?. Si las universidades han sido y deben ser la conciencia crítica de su pueblo -a quien se deben-, no entendemos como después de 7 meses siguen cancelando facturas al grupo nazion por un monto cercano a 500 millones de colones mensuales, por un total de 3.500,000.000 en el período. ¿Lo entienden ustedes?.

Si están obligadas por las condiciones del mercado nacional -monopólico del mismo grupo-, no se habrán dado cuenta que al menos deben torcer brazos como clientes predilectos para forzar a la apertura informativa y editorial mediante la posición monolítica de las cuatro grandes. ¿O ignoran que la empresa requiere de ese ingreso y su pérdida multimillonaria no será aceptada fácilmente por sus socios?

Y surgen preguntas colaterales: ¿Dónde están los dirigentes estudiantiles que marcharon en julio por los derechos de sus universidades? ¿No forman parte también de los consejos universitarios, la máxima autoridad instituida?

Nuestro pueblo exige acciones concretas de nuestras mentes brillantes en momentos en que se violentan las libertades fundamentales propias de un añejo

[1 http://www.ucr.ac.cr/boletin/index.php?option=com_content&task=view&id=146&Itemid=1
[2] http://www.informa-tico.com/php/print.php?id=20-08-07012554