Félix Arcadio Montero Monge

Félix Arcadio Montero Monge

“Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana.
Cuando Iglesias dijo:
“Mi caballo blanco, mi frente altanera”.
Don Félix decía:
“Patria alborozada. Patria estremecida”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis montes, mis valles, mis cañaverales”.
Don Félix decía:
“Tus aires, Patria, tus palomares”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis ríos, mis mares”.
Don Félix decía:
“Tus pajarillos, tus libertades”.
Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana”."Herediano de nacimiento -por lo que hoy la principal escuela y una calle de Santo Domingo portan su nombre-, al igual que su esposa Rosa Segura Fonseca, este notable abogado y ciudadano tuvo fincas en Naranjo. Fue el último rector de la Universidad de Santo Tomás, clausurada en 1884, a pesar de sus luchas por evitarlo, así como el fundador del Partido Independiente Demócrata, que ocuparía el segundo lugar en las elecciones de 1894, las cuales permitirían la instauración de la tiranía de Rafael Iglesias, por ocho años. Pero no fue una tureca ni un partidito de pasarraya, sino el primer partido progresista y radical, de fuerte y profunda raigambre popular, campesina y obrera, en el cual por cierto militara el siempre indomable José María (Billo) Zeledón, autor de la letra de nuestro Himno Nacional.Y, por su beligerancia, Montero tendría que pagar un alto precio personal y familiar. Cuentan los historiadores que Iglesias fraguó un auto-atentado, del cual lo inculpó, por lo que lo persiguieron. Entonces, amigo leal y cabal, mi abuelo Ascensión Quirós construyó un escondite en su casa -el cual conocí de niño, y sería utilizado por otros durante los conflictos de 1917 y 1948-, que no pudo utilizar, pues lo capturaron antes, en Naranjo. Viles, lo encerrarían por 14 meses en una jaula diseñada para criminales mientras se esperaba el proceso judicial, tras lo cual, declarado culpable, fue desterrado a Barcelona. Permaneció allá varios años y, a su regreso en 1897, moriría en el barco al ingerir un plato idéntico al de otros pasajeros, a quienes curiosamente nada sucedió.Su nieto Arturo, muchos años después lo evocaría así:“Mi abuelo está en el mar. Iglesias quiso que su cuerpo muriera entre las algas. Mi abuelo es marino desde entonces, y toca puerto cada vez que la Patria lo llama. Mi abuelo está vivo. Mi abuelo es marino, Iglesias lo sabe”."

Tomado de http://www.tribunademocratica.com/2006/11/en_octubre_montero_vega.html

lunes, 2 de junio de 2008

PRONUNCIAMIENTO DEL PUEBLO DE SARDINAL Al pueblo de Costa Rica:

Este viernes 30 de mayo en reunión abierta en la comunidad de Sardinalse analizó el tema concerniente al ofrecimiento que se plantea desde el Poder Ejecutivo y el A y A, en el sentido de dotar al pueblo deSardinal de un nuevo acueducto. Al respecto dichas instancias sugieren la posibilidad de la construcción del mismo si a cambio se negocia con los desarrolladores y A y A la viabilidad para la construcción del que en este momento, gracias a la fuerza de la participación popular logramos detener. Es decir, se propone que abandonemos una lucha cuyo objetivo consiste en impedir que se lleven el agua porque el proyecto que se nos quiere imponer compromete los mantos acuíferos de la zona, y en consecuencia el futuro de nuestro pueblo. Con la propuesta proveniente del gobierno central y de A y A se intenta desviar el objetivo de la lucha. Debe quedar claro que nuestro pueblo lucha por la defensa del agua y por el cuidado de nuestros mantos acuíferos. Hemos decidido sostener con firmeza la posición de impedir que se lleven el agua de la comunidad. Sin embargo, si el gobierno y A y A prometen construir un acueducto que mejore las condiciones del que funciona en este momento, consideramos que eso es un deber y aceptamos gustosos y gustosas dicho ofrecimiento. Pero de ningún modo, y bajo ninguna circunstancia, nos sometemos a declinar el objetivo de nuestra lucha: impedir a toda costa que se lleven el agua de nuestra comunidad. Los tentáculos del desarrollo turístico sin planificación ni medida no pueden envolver y succionar nuestros recursos naturales. Resulta inaudito que instituciones del Estado y el mismo gobierno central privilegie a este tipo de proyectos por encima de los intereses de la comunidad. La sugerencia de ofrecer un acueducto nuevo a cambio de admitir que se siga la construcción del que está siendo financiado por los fideicomisarios, a nuestro entender materializaría la consumación de un soborno, lo cual nos parece una estrategia vulgar y a todas luces carente de ética. Por eso, ojalá A y A construya o mejore significativamente nuestroacueducto y además pueda hacer lo mismo con muchas comunidades del país. Eso constituiría un hecho loable y digno de admiración. Por el contrario, pecan de ilusos si creen que el valiente pueblo de Sardinal puede caer en la seducción del soborno que se propone. En definitiva, aceptamos la construcción de un nuevo acueducto para nuestra comunidad, eso sí, manteniendo con toda firmeza la decisión democrática tomada por nuestro pueblo, en términos de que del proyecto que logramos detener no se extraerá ni una gota. Mientras el pueblo de Sardinal se mantenga unido y muchos costarricenses depositen en esta lucha la esperanza de convertir el agua en un derecho humano, aceptamos el noble e histórico compromiso de pelear por este derecho fundamental.
Sardinal 30 de mayo del 2008
Comité pro defensa del agua de Sardinal de Guanacaste.