Félix Arcadio Montero Monge

Félix Arcadio Montero Monge

“Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana.
Cuando Iglesias dijo:
“Mi caballo blanco, mi frente altanera”.
Don Félix decía:
“Patria alborozada. Patria estremecida”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis montes, mis valles, mis cañaverales”.
Don Félix decía:
“Tus aires, Patria, tus palomares”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis ríos, mis mares”.
Don Félix decía:
“Tus pajarillos, tus libertades”.
Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana”."Herediano de nacimiento -por lo que hoy la principal escuela y una calle de Santo Domingo portan su nombre-, al igual que su esposa Rosa Segura Fonseca, este notable abogado y ciudadano tuvo fincas en Naranjo. Fue el último rector de la Universidad de Santo Tomás, clausurada en 1884, a pesar de sus luchas por evitarlo, así como el fundador del Partido Independiente Demócrata, que ocuparía el segundo lugar en las elecciones de 1894, las cuales permitirían la instauración de la tiranía de Rafael Iglesias, por ocho años. Pero no fue una tureca ni un partidito de pasarraya, sino el primer partido progresista y radical, de fuerte y profunda raigambre popular, campesina y obrera, en el cual por cierto militara el siempre indomable José María (Billo) Zeledón, autor de la letra de nuestro Himno Nacional.Y, por su beligerancia, Montero tendría que pagar un alto precio personal y familiar. Cuentan los historiadores que Iglesias fraguó un auto-atentado, del cual lo inculpó, por lo que lo persiguieron. Entonces, amigo leal y cabal, mi abuelo Ascensión Quirós construyó un escondite en su casa -el cual conocí de niño, y sería utilizado por otros durante los conflictos de 1917 y 1948-, que no pudo utilizar, pues lo capturaron antes, en Naranjo. Viles, lo encerrarían por 14 meses en una jaula diseñada para criminales mientras se esperaba el proceso judicial, tras lo cual, declarado culpable, fue desterrado a Barcelona. Permaneció allá varios años y, a su regreso en 1897, moriría en el barco al ingerir un plato idéntico al de otros pasajeros, a quienes curiosamente nada sucedió.Su nieto Arturo, muchos años después lo evocaría así:“Mi abuelo está en el mar. Iglesias quiso que su cuerpo muriera entre las algas. Mi abuelo es marino desde entonces, y toca puerto cada vez que la Patria lo llama. Mi abuelo está vivo. Mi abuelo es marino, Iglesias lo sabe”."

Tomado de http://www.tribunademocratica.com/2006/11/en_octubre_montero_vega.html

martes, 5 de agosto de 2008

Diputado presenta proyecto para relevarla de esa obligación:



ASAMBLEA NO DISCUTIRÍA MÁS DONACIONES DE BIENES

Gerardo Ruiz Ramón
gruiz@diarioextra.com
El diputado Fernando Sánchez de Liberación Nacional presentó un proyecto para eximir al Congreso de la responsabilidad de discutir y aprobar las donaciones de terrenos y otros bienes entre instituciones del Estado.
Durante las dos legislaturas que han transcurrido del actual período constitucional, los diputados han tramitado 29 leyes de autorización de donaciones.
Eso representa un 21.6% del total de leyes aprobadas por la Asamblea Legislativa durante los últimos dos años.
El incremento es significativo respecto del período constitucional anterior, cuando el 14% de las 256 leyes avaladas fueron donaciones entre entes públicos.
GOBERNABILIDAD LEGISLATIVA
Fernando Sánchez propone que se autorice a todos los entes públicos a cederse bienes entre sí, sean estos muebles o inmuebles, materiales o inmateriales.
El permiso solo correrá cuando se trate de bienes que seguirán bajo uso y servicio público después de donados.
El traspaso del patrimonio estatal quedará a cargo de la Notaría del Estado.
La institución receptora o beneficiaria se hará cargo de los gastos legales.
"Un proyecto de este tipo se justifica por sí solo, pues aprobándolo, daríamos más gobernabilidad a la Asamblea", justificó el diputado liberacionista.
Fernando Sánchez comentó que sacando de la esfera legislativa la aprobación de donaciones entre entidades estatales, los diputados podrán dedicar más tiempo a la discusión de proyectos de mayor trascendencia. Otro efecto, comentó Sánchez, sería una disminución en los tiempos de espera por parte de las entidades beneficiarias para contar con las donaciones.
"En lo que va de esta Asamblea se han presentado 58 proyectos de donaciones y hasta ahora solo hemos aprobado 29. Eso perjudica al Congreso que tiene que dedicar tiempo y recursos y a las instituciones que deben esperar pacientemente", subrayó el proponente.