Félix Arcadio Montero Monge

Félix Arcadio Montero Monge

“Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana.
Cuando Iglesias dijo:
“Mi caballo blanco, mi frente altanera”.
Don Félix decía:
“Patria alborozada. Patria estremecida”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis montes, mis valles, mis cañaverales”.
Don Félix decía:
“Tus aires, Patria, tus palomares”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis ríos, mis mares”.
Don Félix decía:
“Tus pajarillos, tus libertades”.
Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana”."Herediano de nacimiento -por lo que hoy la principal escuela y una calle de Santo Domingo portan su nombre-, al igual que su esposa Rosa Segura Fonseca, este notable abogado y ciudadano tuvo fincas en Naranjo. Fue el último rector de la Universidad de Santo Tomás, clausurada en 1884, a pesar de sus luchas por evitarlo, así como el fundador del Partido Independiente Demócrata, que ocuparía el segundo lugar en las elecciones de 1894, las cuales permitirían la instauración de la tiranía de Rafael Iglesias, por ocho años. Pero no fue una tureca ni un partidito de pasarraya, sino el primer partido progresista y radical, de fuerte y profunda raigambre popular, campesina y obrera, en el cual por cierto militara el siempre indomable José María (Billo) Zeledón, autor de la letra de nuestro Himno Nacional.Y, por su beligerancia, Montero tendría que pagar un alto precio personal y familiar. Cuentan los historiadores que Iglesias fraguó un auto-atentado, del cual lo inculpó, por lo que lo persiguieron. Entonces, amigo leal y cabal, mi abuelo Ascensión Quirós construyó un escondite en su casa -el cual conocí de niño, y sería utilizado por otros durante los conflictos de 1917 y 1948-, que no pudo utilizar, pues lo capturaron antes, en Naranjo. Viles, lo encerrarían por 14 meses en una jaula diseñada para criminales mientras se esperaba el proceso judicial, tras lo cual, declarado culpable, fue desterrado a Barcelona. Permaneció allá varios años y, a su regreso en 1897, moriría en el barco al ingerir un plato idéntico al de otros pasajeros, a quienes curiosamente nada sucedió.Su nieto Arturo, muchos años después lo evocaría así:“Mi abuelo está en el mar. Iglesias quiso que su cuerpo muriera entre las algas. Mi abuelo es marino desde entonces, y toca puerto cada vez que la Patria lo llama. Mi abuelo está vivo. Mi abuelo es marino, Iglesias lo sabe”."

Tomado de http://www.tribunademocratica.com/2006/11/en_octubre_montero_vega.html

martes, 22 de julio de 2008

Al mejor estilo de Berrocal, me voy pero no me voy

From: Elena Villalobos
Date: 17-jul-2008 10:44

Al mejor estilo de Berrocal, me voy pero no me voy, " dejo mi cargo actual, pero no mi magistratura suplente". Entonces en que quedamos y qué pasa con los fallos en los que participo el magistrado Sosto, al igual que con el memorandum Casas-Sanchéz, se va Casas y el memo se sigue aplicando, se fue Berrocal y el narco sigue operando en el país, se fue Zumabado y 600 familias de Rincón Grande se quedan sin casa, ahora se va Sosto y qué.

Entrevista

'Mi actividad principal es de abogado litigante'
El magistrado suplente de la Sala IV asegura que su actividad principal no es trabajar en el Poder Judicial, a pesar de que tiene seis meses de ocupar el puesto que dejó vacante Luis Fernando Solano al jubilarse. Alega que su labor profesional se centra en su bufete privado.

Por Esteban Mata
El magistrado suplente de la Sala Constitucional, Federico Sosto, considera que la "opinión jurídica" que dio a la Casa Presidencial sobre la potestad de fiscalización de la Contraloría General de la República, en el caso de la donación del BCIE para pagar asesorías al Gobierno, es éticamente correcta y no violenta la ley.
Mientras tanto, en la Asamblea Legislativa piden su destitución por injerencia de poderes y la Corte Plena se prepara para analizar su caso el próximo lunes.
En forma paralela, el Colegio de Abogados y la Dirección Nacional de Notariado analizan si toman acciones en su contra.
Sosto asegura que está tranquilo y que dejará el interinato en la Sala IV dos semanas antes de que venza su nombramiento. Sin embargo, el jurista aclaró que no renunciará a su puesto como magistrado suplente en el Poder Judicial.
Luego de su reunión en la Presidencia, la mayoría de las fracciones de la Asamblea Legislativa piden su renuncia. ¿Qué decisión va a tomar?
Creo que no hay ninguna razón o justificación para hacer esa petición de parte de las fracciones.
¿Afecta su actuación la credibilidad de la Sala IV?
No, absolutamente no.
¿Por qué?
Mi invitación fue para rendir mi opinión en un tema muy puntual. No estoy sujeto a prohibición y no me pronunciaría sobre temas tocados en la cita.
Los legisladores y diversos sectores sociales señalan que su actitud implica una injerencia entre los poderes de la República.
No, no se da injerencia entre poderes, porque se trata de una simple opinión técnica.
Se destaca que usted no pudo ir a la reunión en la Casa Presidencial sin ser magistrado suplente pues la investidura no es un sombrero que se quita.
Es preciso indicar que ese día yo no estaba nombrado como magistrado, y me invitaron en calidad de conocedor de los temas de Derecho Público. La función de magistrado suplente es para llenar ausencias y mi actividad principal sigue siendo la de abogado.
Su puesto como magistrado fue ratificado en el 2005 por la Asamblea; sin embargo, ahora más de la mitad de los legisladores piden su separación ¿Se siente firme en este cargo?
Me siento seguro en la rectitud de mis actuaciones.
¿Sigue considerando correcto haber dado esa asesoría a la Casa Presidencial?
Sí, y lo volvería a hacer como una colaboración al país.
Después de todo lo que se ha dicho, ¿usted se considera un magistrado independiente?
Sí, me siento independiente y sin ninguna presión. Yo considero que soy totalmente independiente en cuanto a mis juicios y mis criterios.
¿Hay más magistrados que den este tipo de asesorías a otros poderes de la República?
Desconozco si lo hacen magistrados actuales o anteriores, pero sí le podría decir que han sido designados en el cargo de magistrados suplentes desde la creación de la Sala Constitucional muchos abogados litigantes que han mantenido su ejercicio profesional.
Como litigante, ¿usted debió haber cobrado por sus servicios, como lo establece el código de ética del Colegio de Abogados?
Bueno, fue una opinión lo que di. La normativa establece sus excepciones, pero me parece que en ese tema, dado que hay una denuncia, creo que debería atenderla en el Colegio de Abogados.
Pero usted considera que no violentó la normativa, a pesar de que aseguró que dio asesoría en forma gratuita, y el reglamento dice que no pueden trabajar gratis.
Di una opinión en un asunto de interés público, digámoslo así.
Usted tiene investigaciones abiertas en el Colegio de Abogados, en la Corte Suprema de Justicia, en la Dirección Nacional de Notariado y en la Asamblea Legislativa. ¿Qué va a responder a estas entidades?
Tengo conocimiento por lo que ustedes han informado; cuando se me otorgue la audiencia correspondiente contestaré lo que sea pertinente.
Dentro de su concepto de Estado moderno, ¿dónde queda la idea de la división de poderes cuando se dan consultas como la que dio usted a la Presidencia?
Bueno, en este caso en particular no puede calificarse de injerencia. No hay ninguna injerencia en un sentido de que pueda lesionarse la Constitución o el principio de división de poderes.
¿En qué se basa para asegurar que no hay injerencia?
Si vemos la situación ocurrida, di una opinión para un aspecto específico, de una persona que no es titular del puesto de magistrado.
¿Qué hay de la normativa que implica que el estar en la magistratura en forma continua por más de tres meses implica entregar el protocolo?
En lo particular le puedo decir que no he ejercido la magistratura en forma continua por más de tres meses.
Sin embargo, en el listado de los votos de la Sala IV, usted aparece sustituyendo en forma interina al magistrado Luis Fernando Solano Carrera.
He ocupado la plaza vacante que dejó don Luis Fernando Solano, pero no he excedido el plazo de los tres meses. Si usted revisa los períodos, del 1.° al 6 de mayo no fui nombrado.
¿De cuánto han sido los plazos en que lo nombran?
Varían, algunos han sido por un mes, y otros por menos de un mes.
Usted asegura que no ha estado en forma continua, pero en los votos aparece su firma. ¿Quién hace los nombramientos?
Los hace la Presidencia de la Corte, en distintos plazos.
¿Estos nombramientos se interrumpen entre sí en una semana, lo que hace que usted no acumule los tres meses de nombramiento continuo en el cargo de magistrado?
Una interrupción de un período de una semana en dos ocasiones hace que el período no sea continuo, exactamente.
¿Considera que esto es ético?
Es una previsión legal, considero que es ético y hay que considerar que todavía hay una plaza vacante, cuyo nombramiento le corresponde a la Asamblea Legislativa.
¿Usted aspira a ese cargo de magistrado?
No, yo no estoy aspirando a la magistratura propietaria.
¿Esto no es una forma de evadir la continuidad en el tiempo?
Yo diría que no.
Pero para los efectos…
La norma es clara que es hasta tres meses. El suplente lo que hace es llenar una plaza.
Pero usted ha estado seis meses en esa plaza prácticamente seguidos, solo interrumpidos por unos cuantos días.
Yo diría que he estado de forma interrumpida, en los términos que permite el sistema.
Usted ha recibido dinero de parte de la Casa Presidencial.
En el tema que estamos hablando (consejo sobre el BCIE con la Contraloría) he dado solo opiniones.
¿En forma gratuita?
Como colaboración.
¿Usted sabía que su socio Jorge Hidalgo es uno de los asesores del Ejecutivo pagado por el BCIE para la Casa Presidencial?
Sí, tuve conocimiento de que él dio asesoría el año pasado.
¿Piensa retirarse de la magistratura?
No de mi cargo como magistrado suplente, solo del nombramiento actual, que concluye el 31 de julio.
¿Por qué razones?
Son razones familiares.
Pero, ¿y su cargo como magistrado suplente?
No, ese nombramiento vence en 2009.
¿Anteriormente usted había atendido consultas de Rodrigo Arias?
Sobre este tema no.
¿Sobre otros temas sí?
En alguna otra ocasión sí, no recuerdo ahora con precisión, y como lo comenté, no solamente a este gobierno, sino con otros gobiernos he colaborado