Félix Arcadio Montero Monge

Félix Arcadio Montero Monge

“Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana.
Cuando Iglesias dijo:
“Mi caballo blanco, mi frente altanera”.
Don Félix decía:
“Patria alborozada. Patria estremecida”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis montes, mis valles, mis cañaverales”.
Don Félix decía:
“Tus aires, Patria, tus palomares”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis ríos, mis mares”.
Don Félix decía:
“Tus pajarillos, tus libertades”.
Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana”."Herediano de nacimiento -por lo que hoy la principal escuela y una calle de Santo Domingo portan su nombre-, al igual que su esposa Rosa Segura Fonseca, este notable abogado y ciudadano tuvo fincas en Naranjo. Fue el último rector de la Universidad de Santo Tomás, clausurada en 1884, a pesar de sus luchas por evitarlo, así como el fundador del Partido Independiente Demócrata, que ocuparía el segundo lugar en las elecciones de 1894, las cuales permitirían la instauración de la tiranía de Rafael Iglesias, por ocho años. Pero no fue una tureca ni un partidito de pasarraya, sino el primer partido progresista y radical, de fuerte y profunda raigambre popular, campesina y obrera, en el cual por cierto militara el siempre indomable José María (Billo) Zeledón, autor de la letra de nuestro Himno Nacional.Y, por su beligerancia, Montero tendría que pagar un alto precio personal y familiar. Cuentan los historiadores que Iglesias fraguó un auto-atentado, del cual lo inculpó, por lo que lo persiguieron. Entonces, amigo leal y cabal, mi abuelo Ascensión Quirós construyó un escondite en su casa -el cual conocí de niño, y sería utilizado por otros durante los conflictos de 1917 y 1948-, que no pudo utilizar, pues lo capturaron antes, en Naranjo. Viles, lo encerrarían por 14 meses en una jaula diseñada para criminales mientras se esperaba el proceso judicial, tras lo cual, declarado culpable, fue desterrado a Barcelona. Permaneció allá varios años y, a su regreso en 1897, moriría en el barco al ingerir un plato idéntico al de otros pasajeros, a quienes curiosamente nada sucedió.Su nieto Arturo, muchos años después lo evocaría así:“Mi abuelo está en el mar. Iglesias quiso que su cuerpo muriera entre las algas. Mi abuelo es marino desde entonces, y toca puerto cada vez que la Patria lo llama. Mi abuelo está vivo. Mi abuelo es marino, Iglesias lo sabe”."

Tomado de http://www.tribunademocratica.com/2006/11/en_octubre_montero_vega.html

martes, 22 de julio de 2008

Un diputado anacrónico.BUENO, ESO ES UN ELOGIO.

Nueve familias del Asentamiento Corobicí en Nueva Guatemala de Cañas, fueron desalojadas hoy, de cuatro parcelas de ese asentamiento, que venían ocupando, desde hace más de diez años.
El hecho resulta dramático por varias razones. En primer lugar, obviamente, por motivos humanaríos; en segundo lugar, por el sospechoso interés, mostrado por el Diputado Jerez, en ese desalojo. Para nadie es un secreto que Jerez, es el diputado más anacrónico del actual Congreso, perdón, del actual "gobierno", porque aun no ha entendido, que su labor es la del legislador que perteneces a la Asamblea Legislativa y no la un mandadero del gobierno de la República que sale a impartir ordenes a funcionarios administrativos de los ministerios o la municipalidades. Pero, además, cabe preguntarse: ¿Qué motivaciones tiene el Diputado, que lo llevan ni siquiera a disimular su interés en ese desalojo ? De seguro, el masivo apoyo de la población de Nueva Guatemala, a la tendencia del NO, en el pasado fraudulendum, lo que dejó muy mal parado al Señor Diputado, frente a los Arias.
La tercera razón que hace del desalojo, un hecho dramático, fue las enormes y peregrinas mentiras de los funcionarios del IDA. que primero dijeron que las parcelas formaban parte del Parque Volcán Tenorio, después dijeron que ellos estaban equivocados; finalmente, incurren en "perjurio", ya que, bajo la fe de juramento, le informaron a la Sala Constitucional, que dichas parcelas si forman parte del parque, al momento de ejecutar el desalojo, cambiaron y dijeron que aunque no forman parte del parque, serán convertidas en una "reserva" y entregadas al Minae.
Veremos a quien, a ciencia cierta, le entregarán los politiqueros, las parcelas desalojadas.
Pero lo más grave es que los funcionarios del gobierno, ejecutantes del desalojo, después de haber recibido copia, con el sello de la Sala Constitucional, de la presentación de un Recurso de Amparo, no quisieron suspender el desalojo, violando de esta forma, el artículo 41 de la Ley de la Jurisdicción Constitucional que claramente dispone que ante la sola presentación del recurso debía suspenderse el acto concreto de aplicación al recurrente, sea el desalojo.
Frente a semejantes tropelías, los campesinos y sus familias le dieron una lección de civilidad a las autoridades y al Diputado mandante, procediendo a desalojar sin violencia alguna y dejando en ridículo a quien también dijo a la policía, que tenían que llevar armas de grueso calibre, porque se trataba de gente muy violenta.
¡Viva el noble pueblo guanacasteco, que es tan bueno, aunque a veces peque de ingenuo y termine creyéndole a sus detractores!
Lic. Edgar Porras