Félix Arcadio Montero Monge

Félix Arcadio Montero Monge

“Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana.
Cuando Iglesias dijo:
“Mi caballo blanco, mi frente altanera”.
Don Félix decía:
“Patria alborozada. Patria estremecida”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis montes, mis valles, mis cañaverales”.
Don Félix decía:
“Tus aires, Patria, tus palomares”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis ríos, mis mares”.
Don Félix decía:
“Tus pajarillos, tus libertades”.
Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana”."Herediano de nacimiento -por lo que hoy la principal escuela y una calle de Santo Domingo portan su nombre-, al igual que su esposa Rosa Segura Fonseca, este notable abogado y ciudadano tuvo fincas en Naranjo. Fue el último rector de la Universidad de Santo Tomás, clausurada en 1884, a pesar de sus luchas por evitarlo, así como el fundador del Partido Independiente Demócrata, que ocuparía el segundo lugar en las elecciones de 1894, las cuales permitirían la instauración de la tiranía de Rafael Iglesias, por ocho años. Pero no fue una tureca ni un partidito de pasarraya, sino el primer partido progresista y radical, de fuerte y profunda raigambre popular, campesina y obrera, en el cual por cierto militara el siempre indomable José María (Billo) Zeledón, autor de la letra de nuestro Himno Nacional.Y, por su beligerancia, Montero tendría que pagar un alto precio personal y familiar. Cuentan los historiadores que Iglesias fraguó un auto-atentado, del cual lo inculpó, por lo que lo persiguieron. Entonces, amigo leal y cabal, mi abuelo Ascensión Quirós construyó un escondite en su casa -el cual conocí de niño, y sería utilizado por otros durante los conflictos de 1917 y 1948-, que no pudo utilizar, pues lo capturaron antes, en Naranjo. Viles, lo encerrarían por 14 meses en una jaula diseñada para criminales mientras se esperaba el proceso judicial, tras lo cual, declarado culpable, fue desterrado a Barcelona. Permaneció allá varios años y, a su regreso en 1897, moriría en el barco al ingerir un plato idéntico al de otros pasajeros, a quienes curiosamente nada sucedió.Su nieto Arturo, muchos años después lo evocaría así:“Mi abuelo está en el mar. Iglesias quiso que su cuerpo muriera entre las algas. Mi abuelo es marino desde entonces, y toca puerto cada vez que la Patria lo llama. Mi abuelo está vivo. Mi abuelo es marino, Iglesias lo sabe”."

Tomado de http://www.tribunademocratica.com/2006/11/en_octubre_montero_vega.html

martes, 22 de julio de 2008

Comentario sobre consultoria Doña Epsy

From: Emilia González Madriz
Date: 17-jul-2008 14:22
Subject: Comentario al comentario de Israel
To: "Mov.Patriótico Félix Arcadio Montero" <felixarcadiomontero@gmail.com>

Estimado Israel: no me parece justo creer que lo que pasa con la consultoría de Doña Epsy sea atribuible a esos dichos que refieren al dinero. Si bien coincido con vos en que las posiciones políticas del PAC la mayoría de las veces nos desconciertan por acción u omisión, la conducta de sus líderes no podría ser homologada a las de los líderes del PLUSC, Echandi, Guyón Massey por citar unos.

Tampoco creo que dentro de los partidarios de esos grupos PLUSC todos comulguen con las acciones de sus cúpulas. No todos los liberacionistas son corruptos y neoliberales, ni los mariachis, ni los libertarios, ni los que votaron por Guyón o Echandi. Los votantes y partidarios de esos grupos están igualmente confundidos, en no pocos casos desilusionados, muchos ya han exigido cuentas o se han separado. Tampoco creo que del otro lado lo que haya sea un coro de ángeles, desinteresado y con la verdad en la mano. En un país donde el "analfabetismo" político es de un 80% y durante los últimos veinte años se ha tratado de que crezca, cabe esperar acciones y conductas equivocadas de los aliados y de gente cercana o con quienes se camina trechos conjuntamente.

Las cuestiones políticas no suelen ser en blanco y negro, es por ello que la crítica debe ser constructiva y respetuosa y sobre las ideas no sobre las personas y esto es especialmente obligado entre los grupos que de alguna manera representan una posición alternativa al modelo de desarrollo que impulsan los PLUSC y compañía, aunque a veces cueste y como decía un amigo cercano "haya que tragarse más de un sapo".

Si alguna lección hemos debido aprender es que construir consensos y acuerdos de acción política en las actuales circunstancias en el país, respetando las diferencias, la legitimidad y la representatividad no es tarea fácil pero que hay que tratar de hacerla para sacar de todas las posiciones de poder a quienes se han casado con un modelo de desarrollo cargado de desigualdades e injusticia. Si en el camino hay que arreglar algunas cargas pues habrá que hacer el esfuerzo y se comienza con decir las cosas que se piensan a quienes consideremos que vale la pena convencer, independientemente de su origen partidario o sociopolítico pero de ninguna manera separándolo y encasillándolo en conductas políticas cuya titularidad con creces la tienen otros a quienes nos corresponde confrontar.

Con afecto
Emilia.