Félix Arcadio Montero Monge

Félix Arcadio Montero Monge

“Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana.
Cuando Iglesias dijo:
“Mi caballo blanco, mi frente altanera”.
Don Félix decía:
“Patria alborozada. Patria estremecida”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis montes, mis valles, mis cañaverales”.
Don Félix decía:
“Tus aires, Patria, tus palomares”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis ríos, mis mares”.
Don Félix decía:
“Tus pajarillos, tus libertades”.
Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana”."Herediano de nacimiento -por lo que hoy la principal escuela y una calle de Santo Domingo portan su nombre-, al igual que su esposa Rosa Segura Fonseca, este notable abogado y ciudadano tuvo fincas en Naranjo. Fue el último rector de la Universidad de Santo Tomás, clausurada en 1884, a pesar de sus luchas por evitarlo, así como el fundador del Partido Independiente Demócrata, que ocuparía el segundo lugar en las elecciones de 1894, las cuales permitirían la instauración de la tiranía de Rafael Iglesias, por ocho años. Pero no fue una tureca ni un partidito de pasarraya, sino el primer partido progresista y radical, de fuerte y profunda raigambre popular, campesina y obrera, en el cual por cierto militara el siempre indomable José María (Billo) Zeledón, autor de la letra de nuestro Himno Nacional.Y, por su beligerancia, Montero tendría que pagar un alto precio personal y familiar. Cuentan los historiadores que Iglesias fraguó un auto-atentado, del cual lo inculpó, por lo que lo persiguieron. Entonces, amigo leal y cabal, mi abuelo Ascensión Quirós construyó un escondite en su casa -el cual conocí de niño, y sería utilizado por otros durante los conflictos de 1917 y 1948-, que no pudo utilizar, pues lo capturaron antes, en Naranjo. Viles, lo encerrarían por 14 meses en una jaula diseñada para criminales mientras se esperaba el proceso judicial, tras lo cual, declarado culpable, fue desterrado a Barcelona. Permaneció allá varios años y, a su regreso en 1897, moriría en el barco al ingerir un plato idéntico al de otros pasajeros, a quienes curiosamente nada sucedió.Su nieto Arturo, muchos años después lo evocaría así:“Mi abuelo está en el mar. Iglesias quiso que su cuerpo muriera entre las algas. Mi abuelo es marino desde entonces, y toca puerto cada vez que la Patria lo llama. Mi abuelo está vivo. Mi abuelo es marino, Iglesias lo sabe”."

Tomado de http://www.tribunademocratica.com/2006/11/en_octubre_montero_vega.html

jueves, 3 de julio de 2008

NADIE ESTÁ PREPARADO PARA QUE LE ROBEN LA DEMOCRACIA


www.curasporlavida.com/editorial.html

Editorial Colectiva

Lo supimos de fuente segura. Unas maestras de Jacó preguntaron a alumnas niñas qué querían ser cuando grandes. Se asustaron de algunas respuestas insólitas: "Lo mismo que las primas y hermanas mayores, que trabajan de noche, duermen de día, se visten bien y siempre tienen plata". Todo un símbolo doloroso de una Patria que se vende y la vamos perdiendo a pedazos.
"Costa Rica for sale". Lotes con vista al mar, riberas marítimas, islas que nunca conocimos, pueblos donde se desplazaron los pescadores, zonas con cascadas, una playa formada por conchas de colores, ahora prácticamente cercada por un hotel cinco estrellas, todo se malbarata. Cualquier día una transnacional del turismo compra o cerca un volcán y construye caminos y hoteles inaccesibles para los costarricenses…y sobran los bancos estatales que facilitan el dinero para sus "canopy" y caprichos, aunque es casi imposible que financien a los campesinos que producen nuestros granos básicos en medio de esta crisis alimentaria mundial.
También la política internacional se vendió al mejor postor: Taiwán o China comunista. Un majestuoso puente sobre el Tempisque nos costó sacrificar la pesca en nuestras aguas del Pacífico mar adentro. Un país sin ejército depende para resguardar su soberanía del derecho internacional promovido por su política exterior, pero si esta no obedece a principios sino al interés monetario, socava sus propios cimientos. El anterior presidente de la República metió a Costa Rica en una guerra contra Iraq, realizada contra todo lo que enseña el derecho internacional, sólo porque no supo ser firme ante la diplomacia de los Estados Unidos que casi siempre nos ha impuesto su voluntad, burlándose de nuestra soberanía.
Con el tratado de Budapest, se vende –a cambio de nada- el inmenso patrimonio genético desarrollado por siglos por el campesino agricultor y por los bosques que todavía subsisten, regalando sus nuevos derechos a las grandes transnacionales de alimentos y medicinas, incluyendo la leche que alimenta a los zombis de la publicidad: la Coca Cola.
El afán por las ganancias fáciles y rápidas ha venido reventando las protecciones legales para proteger el medio ambiente. El programa oficial "Paz con la naturaleza" se ha convertido en la farsa más grande de un gobierno que con látigo antiecológico azota a diario nuestro patrimonio natural. Las municipalidades otorgan permisos para construir sin planificación ni respeto por la ecología en zonas marítimas porteñas y santacruceñas, o sin preveer la capacidad del recurso hídrico existente, como han defendido con toda dignidad y valentía las y los vecinos de Sardinal ante el emporio empresarial de Playas del Coco, apadrinado por AyA, la diputada de la región y otros altos funcionarios políticos, por poner un par de ejemplos.
Se ha preferido alquilar a particulares equipos de salud y la CCSS ha pagado varias veces su valor, cuando bien pudo adquirirlos. El ICE fue torpedeado desde adentro en un esfuerzo desatinado por hacerlo ineficiente, lo que no lograron del todo, pera ya los amigos de Slim celebran su apertura para beneficio de muy pocos y burla de la herencia social que no supimos conservar.
Lo que no se vende, se pervierte. El eslabón que casi cierra la cadena se dio con el referendo. El Tribunal Supremo de Elecciones rechazó "ad portas" un incidente de nulidad donde se denunciaban delitos electorales cuya ejecución fue pública y notoria: presión de los patronos para dirigir a su conveniencia el voto de los trabajadores, como en los peores tiempos de los gamonales; intervención descarada, pero tolerada y bendecida por el TSE, del embajador de los Estados Unidos, quien visitaba fábricas para meter miedo y hacer promesas absurdas, mientras acusaban al bloque socialista de latinoamérica por una supuesta intervención que nunca se comprobó; violación oficial de la tregua propagandística durante los últimos tres días; intervención directa de periodistas extranjeros... actos todos de los que se hizo caso omiso, aunque son sancionados por nuestras leyes. El esperado incidente de nulidad fue abortado en la misma Sala Constitucional que antes había avalado la reelección presidencial a conveniencia y petición de un único y poderoso interesado, ante la sorpresa de propios y extraños… Ha sido muy duro para la ciudadanía orgullosa de su herencia democrática observar al actual Presidente de la República presionar dos veces a la Sala Constitucional para que, mediante el fallo más discutido de su historia, le permitiera acceder de nuevo a la Presidencia. Pero más duro todavía observar a ese ciudadano, sobre quien recae en primer lugar la obligación de defender la soberanía nacional, entregarla atada a la política de Estado Unidos y hacer toda gestión imaginable para destruir el Estado social, la obra del partido que lo llevó al poder, Liberación Nacional, desviándolo 180 grados de su orientación ideológica.
Algunas altas autoridades eclesiales no pudieron, o no quisieron, defender al pueblo, dando a entender con hechos, que aprecian poco la más valiosa tradición del catolicismo costarricense, aunque en documentos oficiales de su misma pluma siempre manifestaron valiosos principios sociales y cristianos.
Y con todo y pese a todo, la coalición formada por partidos políticos tradicionales, poderosos medios de difusión social, transnacionales y no pocos empresarios nacionales - carentes de lucidez, pues con el TLC colocan en riesgo su propio capital-, bajo la batuta de Bush, se vio obligada a acudir al delito electoral para obtener una escasa mayoría de votos.
A pesar de todo estamos esperanzados que Costa Rica goza todavía de una enorme reserva espiritual. ¿Cómo no ser optimista cuando los comités patrióticos surgieron casi espontáneamente y se autofinanciaron, sin ningún compromiso politiquero? ¿Cómo no ser optimista cuando en ese y otros medios populares resurge el interés por el estudio de la realidad nacional?
Sí, NADIE estaba preparado para que le roben la democracia, pero sí estamos preparados para superar el desánimo y continuar la lucha, pues abundan los signos de esperanza.
Curas por la vida nació, creció y sigue creciendo porque obedece, es decir, escucha, esa voz del Espíritu que nos abre la esperanza. Y hoy quiere comenzar a ser la voz del FORO SOCIAL POR COSTA RICA que se inició recién el 31 de mayo, en un evento de alcance nacional realizado en el edificio de la CECOR por los antes llamados "Curas del NO", que seguimos siendo los "Curas del camiNO que lleva al reiNO de paz, justicia y solidaridad".

VARIOS SACERDOTES "CURAS POR LA VIDA"