Félix Arcadio Montero Monge

Félix Arcadio Montero Monge

“Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana.
Cuando Iglesias dijo:
“Mi caballo blanco, mi frente altanera”.
Don Félix decía:
“Patria alborozada. Patria estremecida”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis montes, mis valles, mis cañaverales”.
Don Félix decía:
“Tus aires, Patria, tus palomares”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis ríos, mis mares”.
Don Félix decía:
“Tus pajarillos, tus libertades”.
Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana”."Herediano de nacimiento -por lo que hoy la principal escuela y una calle de Santo Domingo portan su nombre-, al igual que su esposa Rosa Segura Fonseca, este notable abogado y ciudadano tuvo fincas en Naranjo. Fue el último rector de la Universidad de Santo Tomás, clausurada en 1884, a pesar de sus luchas por evitarlo, así como el fundador del Partido Independiente Demócrata, que ocuparía el segundo lugar en las elecciones de 1894, las cuales permitirían la instauración de la tiranía de Rafael Iglesias, por ocho años. Pero no fue una tureca ni un partidito de pasarraya, sino el primer partido progresista y radical, de fuerte y profunda raigambre popular, campesina y obrera, en el cual por cierto militara el siempre indomable José María (Billo) Zeledón, autor de la letra de nuestro Himno Nacional.Y, por su beligerancia, Montero tendría que pagar un alto precio personal y familiar. Cuentan los historiadores que Iglesias fraguó un auto-atentado, del cual lo inculpó, por lo que lo persiguieron. Entonces, amigo leal y cabal, mi abuelo Ascensión Quirós construyó un escondite en su casa -el cual conocí de niño, y sería utilizado por otros durante los conflictos de 1917 y 1948-, que no pudo utilizar, pues lo capturaron antes, en Naranjo. Viles, lo encerrarían por 14 meses en una jaula diseñada para criminales mientras se esperaba el proceso judicial, tras lo cual, declarado culpable, fue desterrado a Barcelona. Permaneció allá varios años y, a su regreso en 1897, moriría en el barco al ingerir un plato idéntico al de otros pasajeros, a quienes curiosamente nada sucedió.Su nieto Arturo, muchos años después lo evocaría así:“Mi abuelo está en el mar. Iglesias quiso que su cuerpo muriera entre las algas. Mi abuelo es marino desde entonces, y toca puerto cada vez que la Patria lo llama. Mi abuelo está vivo. Mi abuelo es marino, Iglesias lo sabe”."

Tomado de http://www.tribunademocratica.com/2006/11/en_octubre_montero_vega.html

lunes, 21 de julio de 2008

No es pecata minuta política de Doña Epsy ni del PAC esa dichosa consultoría

From: Emilia González Madriz <gonzalezyasociados@ice.co.cr>
Date: 15-jul-2008 22:00
Subject: Comentario al artículo de Epsy Campbell "Mi responsabilidad de rendir cuentas" (2008-07-15)
To: Julia Ardon <ardonjulia@gmail.com>
Cc: "Mov.Patriótico Félix Arcadio Montero" <felixarcadiomontero@gmail.com>
No es pecata minuta política de Doña Epsy ni del PAC esa dichosa consultoría


Emilia González

Doña Epsy Campbell ha escrito un artículo sobre la consultoría en MIDEPLAN titulado "Mi responsabilidad de rendir cuentas" (2008-07-15) reproducido por medios electrónicos. Todas las personas cometemos errores personales, interpersonales, sociales y políticos, saberlos diferenciar y reconocerlos es todo un desafío. En el caso de doña Epsy y respecto de la consultoría para elaborar una propuesta de reforma al reglamento legislativo lo que hay es fundamentalmente un error político que no se termina de asumir en el artículo.

Si se es líder de un partido aunque se sea a la vez profesional independiente pero se tiene "identidad política de oposición (SIC)" ello demanda posiciones claras y diferenciadas de oposición del partido, sus líderes y partidarios. No es de recibo estar en la oposición y servir al Ejecutivo al que se opone a la vez. Mucho menos, en un Gobierno que les ha demostrado hasta la saciedad que no le importa ni la construcción de consensos políticos, ni el respeto a la oposición o al disenso y que por el contrario, sólo se ocupa de la consumación de cuanto negocio esté al alcance para enriquecer a unos cuantos a costa de los demás, pasando por encima a los logros en justicia social y solidaridad, a la institucionalidad del país y al propio reglamento de la Asamblea Legislativa objeto de la consultoría.

Para definir una consultoría personal en cooperación internacional primero se definen los términos de referencia o alcance del trabajo; luego el perfil del consultor(a); luego los honorarios de acuerdo a la historia salarial del consultor que mediante un proceso de selección preestablecido se escoja. De la noche a la mañana por ejemplo, nadie decide que gana determinada suma, hay que demostrar con la historia salarial y el alcance del trabajo que ese es el honorario que le corresponde percibir al consultor. Similar procedimiento cabe para las contrataciones de personas jurídicas. En ese sentido, la explicación desde el punto de vista personal de doña Epsy tendría que abordar esas cuestiones: ¿cuáles fueron los términos de referencia?, ¿cuál el perfil de consultor?,¿ cuál el procedimiento de selección y escogencia? y ¿cómo se determinaron sus honorarios?. Es su decisión personal hacerlo público o no, renunciar también.

Desde el punto de vista político lo que Doña Epsy sí está obligada a aclarar públicamente es ¿por qué como líder política del principal partido de oposición acepta una consultoría para el Gobierno de los Arias al que se opone? , ¿ en qué se diferencia su consultoría de las consultorías de Doña Linette Saborío o de Don Mario Redondo del PUSC, los asesores del Diputado Echandi o del dirigente del Movimiento Libertario con fondos de la cooperación para servir al Gobierno de los Arias ? ¿ es que sólo mediante consultorías pagadas desde la oposición se pueden " ir creando las bases de un país más eficiente, justo y con equilibrios democrático(SIC?.

No cabe duda, que la exposición pública de la consultoría de Doña Epsy lleva torcida intención, tengo para mí que las otras también, no por ello dejan de ser una gran barbaridad, por eso la pregunta de por qué la aceptó permanece pendiente y debe llevar a una reflexión y rectificación seria al PAC porque lo quieran o no, por ingenuidad, buena fe o necesidad, los coloca en el mismo predicamento. No es pecata minuta política de Doña Epsy ni del PAC esa dichosa consultoría. Si se asumió con "identidad política de oposición" fue del conocimiento del Partido y si cuando sale a la luz pública Doña Epsy dice que "entendí que ya no existía el espacio para los aportes técnicos y políticos (no subrayado en el original)" entonces cabe suponer que mientras no se supiera no había problema, lo cual políticamente es aún más grave.

Realmente espero que con la calma que llega después de la tormenta, la rendición de cuentas de Doña Epsy y del PAC efectivamente profundice en la dimensión política del tema y los lleve a la obligada rectificación de sus lecturas y accionar políticos de cara al presente y al futuro como opción diferenciada de las otras tradicionales que tanto daño le están haciendo al país. Todavía están a tiempo.