Félix Arcadio Montero Monge

Félix Arcadio Montero Monge

“Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana.
Cuando Iglesias dijo:
“Mi caballo blanco, mi frente altanera”.
Don Félix decía:
“Patria alborozada. Patria estremecida”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis montes, mis valles, mis cañaverales”.
Don Félix decía:
“Tus aires, Patria, tus palomares”.
Cuando Iglesias dijo:
“Mis ríos, mis mares”.
Don Félix decía:
“Tus pajarillos, tus libertades”.
Don Félix Arcadio vivió en la montaña.
Tenía los ojos como la mañana”."Herediano de nacimiento -por lo que hoy la principal escuela y una calle de Santo Domingo portan su nombre-, al igual que su esposa Rosa Segura Fonseca, este notable abogado y ciudadano tuvo fincas en Naranjo. Fue el último rector de la Universidad de Santo Tomás, clausurada en 1884, a pesar de sus luchas por evitarlo, así como el fundador del Partido Independiente Demócrata, que ocuparía el segundo lugar en las elecciones de 1894, las cuales permitirían la instauración de la tiranía de Rafael Iglesias, por ocho años. Pero no fue una tureca ni un partidito de pasarraya, sino el primer partido progresista y radical, de fuerte y profunda raigambre popular, campesina y obrera, en el cual por cierto militara el siempre indomable José María (Billo) Zeledón, autor de la letra de nuestro Himno Nacional.Y, por su beligerancia, Montero tendría que pagar un alto precio personal y familiar. Cuentan los historiadores que Iglesias fraguó un auto-atentado, del cual lo inculpó, por lo que lo persiguieron. Entonces, amigo leal y cabal, mi abuelo Ascensión Quirós construyó un escondite en su casa -el cual conocí de niño, y sería utilizado por otros durante los conflictos de 1917 y 1948-, que no pudo utilizar, pues lo capturaron antes, en Naranjo. Viles, lo encerrarían por 14 meses en una jaula diseñada para criminales mientras se esperaba el proceso judicial, tras lo cual, declarado culpable, fue desterrado a Barcelona. Permaneció allá varios años y, a su regreso en 1897, moriría en el barco al ingerir un plato idéntico al de otros pasajeros, a quienes curiosamente nada sucedió.Su nieto Arturo, muchos años después lo evocaría así:“Mi abuelo está en el mar. Iglesias quiso que su cuerpo muriera entre las algas. Mi abuelo es marino desde entonces, y toca puerto cada vez que la Patria lo llama. Mi abuelo está vivo. Mi abuelo es marino, Iglesias lo sabe”."

Tomado de http://www.tribunademocratica.com/2006/11/en_octubre_montero_vega.html

martes, 22 de julio de 2008

LECTURA OBLIGATORIA


Viendo su interes por las recientes actuaciones de Don Ricardo Sancho, remito columna de mi querido maestro Don Rodolfo Cerdas, de junio pasado en La Nacion. Magistral demostración, argumentos contudentes y elegante conclusión. Toda una lección de cómo parar en seco una arremetida de un jerarca. Estoy seguro les interesará.

Nicolas Boeglin



LA NACION, Domingo 15 de junio 2008 OJO CRITICO.
Rodofo Cerdas
Ojo Crítico
politólogo
Don Ricardo Sancho, presidente del AyA, me emplazó para que le indique sus actuaciones erróneas. Bastaría recomendarle que las repase en el aluvión de amparos acogidos en su contra por la Sala IV; en la endeblez, insuficiencias y omisiones de los estudios que usó para precipitar las obras; y en el Manifiesto en defensa de la naturaleza publicado por decenas de ONG.
Pero por ser exalumno, le concreto que violó los artículos 3, inciso ch), 6, 10, 18 y 19 de la ley 6877 que creó el Senara y los artículos 11 y 50 de la Constitución. Cierto: escribí un Setena en vez de Senara. Pero que no se ufane, porque con su corrección evidenció que sabía perfectamente cuál entidad y a cuáles normas estaba violando; y a confesión de parte, relevo de prueba. Como picado con espuelas, que aunque sean de oro siempre son espuelas, inició las obras en octubre sin el visto bueno de Setena –¿ahora sí?–, que no se lo dio sino en !enero! Antes la obra y luego el permiso. Con esa lógica, don Ricardo debe ponerse los zapatos primero y las medias después.
Dice Senara: "Los estudios presentados no cuentan con la información suficiente para valorar el efecto de la explotación de los campos de pozos de Sardinal y El Coco… No se evalúa el impacto sobre los acuíferos… (hay) un riesgo hacia la calidad y cantidad de agua en el acuífero… Senara requiere para valorar y emitir un pronunciamiento… los siguientes estudios: A. Estudio hidrográfico detallado en los acuíferos El Coco, Sardinal, Ocotal. B. Evaluación del efecto de explotación de los campos de pozos… sobre los acuíferos explotados. C. Evaluación del riesgo de afectación a la calidad y cantidad del recurso hídrico en los acuíferos…". Y suma 15 cuestiones más que hay que valorar.
Y la Escuela de Geología de la UCR afirma: "...se concluye que no existe un estudio detallado del acuífero de Sardinal que muestre el modelo hidrogeológico ni el cálculo específico de la recarga directa de dicho acuífero… con datos propios del sitio y actualizados". AyA necesitaba un presidente audaz, y don Ricardo es audaz. Necesitaba uno apegado a la ley, ecologista y bien fundamentado; y don Ricardo es audaz.
Me acusa de pedir su renuncia "en el mejor estilo de la guerra fría con sello criollo". Ese estilo lo adoptaron él y el ministro de la Presidencia al acusar de subversivos a los sardinaleños. Porque pedir cuentas y renuncias es actotud prototípica de las democracias occidentales, como sabría un estudiante de primero de Ciencias Sociales que no quisiera perder sus cursos. Y en cuanto al sello de "hecho en Costa Rica", sí, lo llevo con orgullo. El que no me gustaría portar es el de un mapache pegado en la frente.
-- José Miguel Chaves Ramírez